sábado, 28 de octubre de 2006

Cuba

Aquí de nuevo. Ya pasado el efecto ese que llaman de “jet land”, o como se diga, que la verdad es que deja a uno roto. Contento por estar de vuelta. Pero mi alegría viene vestida de alivio. Fidel Castro, eres un hijo de puta. Así, y perdonarme, quiero resumir lo que he sentido en mis 6 días pateando las calles de La Habana. Han sido maravillosos por la riqueza que he ganado y ojala tuviera otros 6 más para seguir perdiéndome, pero la cosa no daba para más. Es cierta esa sonrisa de los cubanos, pero, tal como la veo yo, es una sonrisa fruto de una resignación decidida y como remedio a no amargarse más que lo necesario. Ayuda a soportar todas las tristezas: el calor, el clima, la noche, el agua, el ron, y… la música. Todo sirve de refugio para soportar un sueldo de 15 dólares por 16 horas de trabajo, para los mas privilegiados en aquello que no quieres hacer y para lo que no te has preparado, y si te dan el trabajo (es cierto lo de “dan”, como si fuese un privilegio y no un derecho, lo dan como el padre da un pastel). No se si Cuba es más libre que antes de la revolución, pero os aseguro que los cubanos no son libres. Dicen si es el bloqueo (por cierto todos los bienes y maquinas son made in USA comprados a través de Canadá), o lo que sea, pero lo cierto es que la indignidad en la que viven los cubanos no pertenecientes al aparato político es, si existiese, de pena de infierno para aquellos que lo permiten.
No os perdáis este país que tiene ahora el miedo al futuro, disfrutar de pasear por el malecón (lo hice por los canales de Venecia y mi alma en el Malecón sintió algo parecido), oír la música de personas que la hacen e inventan por divertirse en un botellón sin botellas donde quizás alguna cerveza, o una botella de ron aportada por un turista, calma la sed y anima a despertar sueños, pero música de lágrimas disfrazadas de amor y de la alegría de amar.
Fidel Castro, eres un hijo de puta.
Serenado ya. Tengo cosas que escribí en La Habana, pero han de madurar. Hoy algo que escribí hace algún tiempo:

Camino de la mano
de la soledad.
Ya no habrá más encuentros
ni juegos de vanidad.
Ya no tendré más amaneceres,
hijos de mis pasiones y la noche.

Todo será distinto.
Todo.
El aire incluso
más ligero.

Volaré
con alas de recuerdos
en soplos de suspiros.

En el viento seré
aire.
Y en la tierra
recuerdo.


A ver una perlita que encuentro por aquí:
Es de José Hierro en su poemario Alegría:
Es una estrofa del poema “Ajeno”

Me da pena verlos. Vuelca
la tarde sus flores grises
sobre sus cabezas. Cantan
y dicen que son felices.
Ellos pesan, ellos sueñan,
pero no saben que viven.
Ellos se embarcan en lágrimas
que vienen de otros paises.

Un beso de nuestras rosas y nuestro vino tinto por ellos.

19 comentarios:

luna35 dijo...

Meigo no seas mal hablado leñes, que te lavo la boca con lejia. Ais la verdad no conozco Cuba, sé que no viven en libertad, con lo justo, y que es un destino "turismo sexual", creo que le llaman, para muchisima gente.
La poesia es bellisima, no la conocia, y me quedo con la foto, que tambien es preciosa.
Un abrazo, geniudo como dirian en mi tierra.

AZUL dijo...

Meigo que la libertad siempre sepamos apreciarla los que disfrutamos de ella...sin que nos sea impuesto algo que coarte realmente nuestros deseos de soñar y volar...hermosos versos, los tuyos, los ajenos...un placer tu vuelta...un placer leerte siempre!!

Bikos.

MentesSueltas dijo...

Conmovedoras letras, sentidas y repletas de tus sentimientos. Comparto el dolor de la imposibilidad de vivir en libertad..

Un cálido abrazo.

MentesSueltas

Mar dijo...

Bienvenido;;))) voy a beberme tu post!! y de acuerdo en todo, hasta en lo de Fidel Castro..

Un besito Meigo

meiga dijo...

pero papi, siempre montandome el pollo por mal hablada y ahora coges tu y me pones lo de hijo de puta.... aisssssss de tal palo tal astilla :-P
que me trajiste???
mmmmmmuuuuuuuuuaaaaaaaaakkkkkkkkk

calanda dijo...

Yo también conozco La Habana, y también volví con ese sentimiento de haber dejado un trozo de mí en algún rincón del Malecón, y ademas de amargura por esas sonrisas que se pintan al amanecer, y que la pintan tambien en el corazón para que siga latiendo. Es realmente triste.
Me encantó tu poema..."Volaré con alas de recuerdos.." con silencios que no llena el olvido, con tristezas que no se van y con esperanzas que ya se fueron...Ya sabes, lo importante es que sigamos volando.
Un beso.

Oceanida dijo...

Los cubanos merecen la libertad que tanto tiempo les ha sido negada, les han disfrazado la vida con una revolucion que con el tiempo se ha echo carcel...

Me gusto tu blog.
Un saludo.

tumejoramig@ dijo...

Meigooo!!! Que bien que volviste!!!

Que post tan vital y real. Yo no conozco La Habana, pero tengo amigas y amigos cubanos. Sé de lo que cargan las maletas cuando regresan a ver a sus familias (a veces las pastillas de jabón ocupan media maleta). Sé de lo que sufren cuando llegan, cuando se van, si quieren regresar hay que pagar. Cosas que a los turistas no nos sucedería, pero que ellos sufren como propio y tienen que tragar para poder volver y llevar un poco de jabon, pasta de dientes, alfileres, agujas, hilos, lo más necesario. Y algo de dinero, lo poco que con su trabajo hayan podido ahorrar, para que allí tengan dólares para echar gasolina, para comprar huevos, para tener un poco más de pan o de harina, ron? donde ron?...

Ojalá el color del cielo, el olor del mar inmenso en el paseo en el malecón, la calidez de la gente, la alegría inocente con la que apartan de su mente su encierro, hayan podido darte momentos hermosos que borren todos los demás.

Un beso enorme!!! Bienvenido!!!

Freyja dijo...

eres un encanto amigo, lo que mas me gusta que siempre dices la verdad
Fidel lleva tanto tiempo y la libertad la ha privado de una manera increible
estos temas los veo con tanta injusticia
pero descansaste y las playas son una maravilla
hermosa poesia, dejas de regalo
gracias por tus saludos en Sucesos,no tengo miedo de perder amigo
y me alegro que ya estes de vuelta
besitos y una linda semana
mi abrazo bien grande



besos y sueños

Darilea dijo...

Yo brindo por la sonrisa de los cubanos, tú ya digiste todo lo demás.
Como dice Lunita no conocía esa poesía supongo que sería de una de esas noches donde viajabas por las estrellas no?
Ays mi Meigo y a José del Hierro lo conocí gracias a ti.
Tengo una cosita que escribí al Malecón de Cuba ya sabes mi imaginación ajaj por que no he estado allí jamás.
Un beso ayssssssssss.

marian dijo...

Me alegro de haber encontrado el camino hasta aquí.Parece que somos más vecinos de lo que pensé al ver tu nik.
No conozco Cuba, pero qué tendrá el malecón... supongo que el aire huele como lo describes, a resignación contenida, a libertad sin alas.
Espero que los versos que le dediques no tarden.
Un besín y gracias por los matices personales que aportaste en el comentario.

Trini dijo...

No sé si un hijo de puta, pero ayer lo vi en televisión y me pareció patético... Un patetismo típico en todos los dictadores.

Un abrazo y bienvenido

Noa- dijo...

No he tenido el placer de conocer Cuba, si a muchas de sus gentes, y un poco de ella a través de la pluma de Pedro Juan Gutiérrez.

Ansiosa quedo a la espera de tus letras. Si, ya se... hay que dejar reposar el guiso, eso que no hago nunca yo :-)

Besotes

Nanna-sin dijo...

Meigo vengo a dejarte mi nueva dirección jaja
y llevo el rabillo entre las piernas, sé lo que me vas a decir jaja pero me lo guardo para saber si me equivoco o no jaaj
Un beso mi poeta preferido.

M.Alicia dijo...

Hola Meigo.

Lo primero darte las gracias por tu recibimiento. A mi tambien me alegra volver y ver que todo sigue como antes. De momento estoy preparando la plantilla, aunque voy lenta, me falta tiempo para hacerlo, pero te digo que seguiré con el punto de cruz pero a parte le añadire algo de manualidades, para hacerlo un poco diferente al que tenia antes.

Otra vez muchas gracias por tus palabras y, aunque no te deje muchos comentarios, te seguire visitando como siempre.

Un beso de los tuyos lleno de rosas...

Hasta pronto.

Leodegundia dijo...

"Es cierta esa sonrisa de los cubanos, pero, tal como la veo yo, es una sonrisa fruto de una resignación decidida y como remedio a no amargarse más que lo necesario"
Tu descripción es perfecta, espero que algún día logren la libertad y sepan emplearla porque después de tanto tiempo tendrán que aprender a vivirla.
Precioso el poema.
Un abrazo

Jaime dijo...

Nuy guapas tus poesias,seguire pasando por aca ,estoy un poco alejado de todo,pero me hare un hueco.

Brisa dijo...

Un beso meigo. La libertad no existe...quizás por eso, tal vez esa palabra podría haberla inventado yo.

Noa- dijo...

Alzo la copa mientras una lluvia de rosas cae sutilmente para brindar en este el día de tu onomástica.

Felicidades y besos