domingo, 26 de noviembre de 2006

DESCANSITO


Al fin parece que se normalizan las cosas y voy entrando en la autopista de la, a veces dulce, monotonía diaria. Pero no se yo si durará mucho. La publicidad y la instalación de luces en las calles me recuerdan que ya estamos en el mes de la Navidad, ¡¡¡ya ha pasado un año!!!. y uno empieza a darse cuenta que la balanza de los recuerdos contiene más archivos que los que quedan por venir, pero lo llevaremos con garbo y salero, como corresponde. El plural me refiero a mí mismo y mi conciencia. Este mes de diciembre que llama a la puerta, suele ser de los apurados: cenas, prisas, comidas, saludos, ilusión por la lotería, regalos, copas…, incluso algún viajecillo por el puente, toda una vorágine de actos y sentimientos en unos pocos días, que nos convierten en un almacén de buenas intenciones y deseos para el año que viene. Desde dejar de fumar hasta adelgazar no se cuantos kilos, luego algunos fuman más y otros engordamos unos kilillos de mas, que formaran parte, de nuevo, de nuestros deseos para el año siguiente. Pero así somos y siendo así hasta aquí hemos llegado y difícilmente cambiaremos, creo yo, porque pienso que quizás nos hayamos dado cuenta de que no vale la pena, o quizás somos incapaces de hacerlo, o quizás nos hemos derrotado a hacerlo, o quizás es así como hemos de ser. Demasiados quizás que quizás nos da miedo a pensarlos.

Ya os comenté que en mi pueblo se editaba una revista de poesía. Ha salido el número de otoño esta semana, hay cosas preciosas y alguna os iré poniendo aquí. Hoy me puede mi vanidad y os dejo algo de lo que he llamado, al juntarlos todos, “Mis suspiros”.
Sonaba una canción preciosa en una guitarra muy usada, herramienta por otro lado, de un hombre que cantaba por los bares. Hacia calor y llovía, había un especial olor en el ambiente de la noche de Cuba. La notas anunciaban “Yolanda”, y un suspiro…

El Caribe y la luna
la noche parieron,
de azúcar y lima,
entre caricias de ron

y guitarra.

Con ella, fresca y nueva,
escapó un dulce suspiro
de mi pensamiento,
en alas de hierbabuena.

Volaron en el aire juntos,
con sus mochilas llenas
de letras desasosegadas,
a besar tu corazón.

A su son...,
nació mi canción de amor.


Y el pensamiento para la semana:
“En la tierra, el hombre esta como de viaje, lejos de los suyos, dentro de un cuerpo carnal”
Tradición oral Bantú.

Feliz semana, felices deseos, felices viajes en el puente, llenos de besos y rosas.

13 comentarios:

Noa- dijo...

Mecidos en el rasgueo del lamento de una bella guitarra nacen amores y poetas.
Pueden morir los amores, pero jamás los poetas.

Saludos

Noa- dijo...

Mecidos en el rasgueo del lamento de una bella guitarra nacen amores y poetas.
Pueden morir los amores, pero jamás los poetas.

Saludos

AZUL dijo...

Ay....la nostalgia me esta visitando y no sé como despedirla del todo, incluso al leerte, ojalá que no cambiaramos, ojalá...que este año cierre bien para todos!!

Un abrazo fuerte disfruta, como siempre tus poesías llena de color un espacio...biko.

azzura dijo...

Demasiados quizás sí.. da miedo pensarlos como dices;) pero es un placer inmenso leerte Meigo. Gracias por tus buenos deseos, lo mismo elevado al cubo para tí;;))
Mil bikos

meiga dijo...

esto no es una despedida verdad papi?????
ni se te ocurra sino... pobre de ti :-P
te dejo un sakito llenos de besikos y de abrazos
mmmmmmmuuuuuuaaaaaakkkkkkkk

karlos dijo...

Precioso lo que te trajiste de Cuba en tus maletas.

Un abrazo amigo.

PD: Es un halago que te molestes en leerme, y mucho más que intentes mejorar lo que hago. Con respecto a que no me conoces, ya lo arreglaremos algún verano.

tumejoramig@ dijo...

Bueno, estas fechas ya sabemos como son, y yo como por encima voy y las recibo con lo que ya tengo, sólo puedo desear que sean los más tranquilas y pacíficas mientras pasan. Y claro, siempre esperando que el año que viene sea mejor para todos, sin muchas expectativas en cuanto a no perder aun más la línea o a no cumplir aquello que nos autoprometemos.
Yo sí le voy a hacer igual la carta a papa noél y a los reyes magos, por si algo cae!. ¿Tu que les vas a pedir?
Un abrazo

M.Alicia dijo...

La Navidades son así, alegres por las luces, los adornos, la ilusión de los niños... pero a la vez son tristes ya que te recuerdan a todos esos seres queridos que te gustaria que las compartieran contigo y que ya no están...

Preciosa la poesia...

Un abrazo y hasta pronto.

luna35 dijo...

Que bella poesía, si señor, está impregnada de sabor a Cuba, a un viejo Meigo, y a ron, felicidades.

Que usted disfrute de esa calma merecida, y como te diría mi hija "que dure que dure".

Un beso chiquillo y disfruta tu descanso si no nos vemos.

Darilea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darilea dijo...

El viejo Malecón trajo suspiros
de España,
un poeta toma ron
mientras sus ojos se empañan.
Mi queridísimo amigo, disfruta de tus vacaciones tan merecidas, y se feliz mirando el cielo azul.
Pd: Este año hay loteria pa hacernos millonario o no jaja?
Yo cuando digas te la lanzo al mar en una botella jaja
Muackkkkkkkk si no te veo cuidate mucho y sería wuays wuaysssss cenar contigo y con .... ;-) así que piensatelo ajjaja

meiga dijo...

te dejo una montaña de besikos y otra de abrazikos para cuando los necesites
mmmmmmmmmmmmuuuuuaaaaakkkkkkk

Marian dijo...

Bueno, parece que la morriña y el malecón te llaman... que disfrutes de las vacaciones y que llenes las maletas de hermosos recuerdos, esos leves y hermosos recuerdos.

Un besín y bicos cheos de irmandade(no estoy segura de haberlo escrito bien...)