sábado, 2 de junio de 2007

Cosas


Me alegro mucho que os haya gustado mi truquillo de los vinagres y que lo disfrutéis. Cuando surge en el grupo de amigos la conversación de la cocina y me enrollo a hablar (suelo lanzarme y me convierto en pesado) siempre aparece el problema del tiempo y demás excusas para no meterse a ello. Pues si claro que en la cocina hace falta tiempo, pero también orden y a veces con orden, hay tiempo. Pero sobre todo yo creo que hacen falta: paciencia e imaginación aderezadas con un poco de cariño. Y salen unos platos de morir… de gusto. Ya os iré contando algunas cosillas más, incluidas las mezclas de sabores y los agridulces que me encantan. Pero hoy no hablamos más de cocina que me paso, como los guisos.
Aunque casi mejor de ella que de las pasadas elecciones o de las barbaridades que pasan en el mundo, que son muchas y suficientes, incluso, para ponerse no solo triste, sino cabreado y guerrillero. Muchas veces pienso si realmente hago todo lo posible para que la vida sea distinta, y más feliz para todos. Solo son dudas desde la imperfección. Anda que me tiro a lo filosófico y eso es peor, palabra de honor.

Y como hoy me quiero un poquito más, me rindo un homenaje. Esto lo dice siempre un amigo mío, cuando algo le ha salido bien: “Me rindo un homenaje” y se toma unas copas o se hace un regalo, y sienta al cuerpo que es una maravilla. Pues yo hoy me doy un homenaje, solo porque estoy contento, (no ha pasado nada especial) es simplemente porque os voy conociendo y creo que nos vamos siendo necesarios, o casi mejor, importantes.
Es una poesía escrita en un momento de mi vida, le he reencontrado y he sonreído.


TÚ SIEMPRE.

Una la luna,
el aire el otro
Y la noche la otra.
Pero tú siempre
reina de mi sueño.
Vas y vienes
en el otro
hacia la una
y siempre en la otra.
¿Y yo?

A veces me quieres
y a veces me ignoras.
En ocasiones soy
y en otras muchas
estorbo.
Así soy,
así eres.
A veces una,
pero tú siempre.

A ver que encontramos hoy para reflexionar durante la semana:
El valor del individuo reside esencialmente en la capacidad de acción que le permite estar en armonía con los demás. Es más juzgado y valorado por su papel de sostén y cohesión de la comunidad”
(Raymond Jonson).

Besos, abrazos y rosas, una copa de vino tinto y esta semana daros un homenaje. Nos lo merecemos porque lo merecemos.
Ser un poco malos, es divertido.

20 comentarios:

Ana Grass dijo...

Entré aquí por casualidad y lo primero que me encuentro es una foto desde Monteventoso !Mi Tierra! Que recuerdos, que morriña (Galega emigrante)... Me ha gustado este sitio, ha sido como volver a casa en un momento, seguiré paseando por aquí y sigue dándote homenajes... El personaje más importante de cada vida es uno mismo y hay que cuidarlo ¿no? Se va el personaje se acaba la película...

Un saludo!!

la dama dijo...

Graciosa la poesia. La verdad es que la cita para reflexionar no la he entendido bien pero te prometo que reflexionaré sobre la almohada esta noche.

Besos y gracias.

la dama de Shalott

Noa- dijo...

A veces hay que darse un homenaje tan solo porque nos lo merecemos, que mejor que eso.

Alzo la copa para brindar contigo

Supermamá dijo...

...Ya estoy de regreso de un breve descanso y sigo deleitandome con tus relatos y pensamientos.
felíz semana
bss

Marian dijo...

Sí, todo eso que nos hace únicos.Me gusta el poema.La reflexión semanal la interpreto con cierta cautela... no sé porqué me resulta políticamente correcta.

Un besín y brindo por esos pequeños homenajes que nos merecemos.

karlos dijo...

Está bien eso del homenaje...pero a mi me gusta más que me los den :-)

Un abrazo y seguiré con atención tus consejos culinarios.

La Dulce Luna dijo...

...uhhhmmmm...buena idea lo del homenaje.
En cuanto a tu poesía...es pura realidad. Cuando se ama,...a veces un, pero tú siempre...
En cuanto a la frase para reflexionar...ahora lo llaman empatía y sostenibilidad de gestión...y, yo simplemente digo...que es ganas de hacer bien las cosas.

Hoy, brindo por ti, con un chevite

Dulce mañana

luna35 dijo...

Dí que sí, de vez en cuando es bueno darne uno mismo un homenaje.

Me encanta la poesía, y la reflexion muy profunda.

Un beso Meigo

MentesSueltas dijo...

Dejo un abrazo desde mi Buenos Aires querido.
MentesSueltas

Instinto del Pasado
ArguMentes
Pistóricas Internas

Ula dijo...

Tienes razón, meigo en eso de que la cocina necesita paciencia, un poquito de tiempo y mucho cariño, esto es imprescindible. Hacer consciente cada papso que se da con los ingredientes y llevando, logicamente, un método. antes no cocinaba (me habia pasado la vida estudiando) pero ahora lo hago con cariño y llena de satisfacción a veces por los buenos resultados.
Me alegro de tu homenaje. Yo también me los hago de vez en cuando y hay días que lo hago porque estoy triste, así me animo un poco, aunque sientan mejor los que se hacen con el corazón contento.
Besiños.

Elena de San Telmo dijo...

Hola Meigo

Cuánto nos cuesta valorar los buenos momentos ;cuando nos regalamos algo, cuando tomamos decisiones solos, cuando nos largamos a cualquier lugar que queríamos conocer sin necesidad que nos acompañen.

Ojalá un día me decida a viajar sola, ese sería un gran regalo, una gran capacidad de acción como dice Jonson.
Precioso el poema, la foto una belleza. Tal vez un día conozca Galicia.
Sabes? Hace unos meses soñé que estaba en Galicia rodeada de un verde profundo...fue un sueño muy hermoso.
En cuanto a ser un poco más malos, es cierto, como cuando éramos niños, es divertido.

Biquiños

Bohemia dijo...

Y antes que orden y tiempo hacen falta ganas...y luego como bien dices paciencia y su punto de amor, porque como decía Laura Esquivel en "Como agua para chocolate" si se guisa con amor todo sale más sabroso...

Besos

Chela dijo...

Querido Meigo, ¿acaso te tengo más cerca de lo que suponía?

Hoy hago un escueto comentario a la página: yo también me hago "homenajes" pero más que nada porque no tengo quien me los haga. La poesía me gusta y la frase no hace más que describir algo esencial: valemos por lo que de positivo somos capaces de aportar a los demás.

Lo que hoy me ha resultado sorprendentemente agradable ha sido la foto.

Es Doniños, la playa de mi infancia, donde mi padre me cogía en sus brazos y me zambullía con él en olas impresionantes. Era (hace muchos años que no voy allí) esa playa salvaje y salvajemente bella, con unas dunas vírgenes sin mancillar, sin gente...,a la que hago alusión en mi post "Del amor y la ternura"(cont. homenaje a los padres).Cuando era niña, iba primero a casa de mis abuelos paternos, a 5 kilómetros de Ferrol, andando, y luego otros 6 kilómetros, también andando, hasta Doniños por una carretera llena de pinares, la de la derecha, que desembocaba en una batería militar de tiro. La carretera de la izquierda (ambas carreras salvan el lago al que las dunas separan de la playa y al que la leyenda rodeaba de un misterio sobrecogedor para mi mundo de niña) lleva a la vieja batería de Monteventoso, desde donde esta hecha la fotografía. Doniños está siempre en mis recuerdos, en mis nostalgias, en mis sueños...

¿Ha sido un azar que pusieras esta foto en la página o también Doniños simboliza algo para ti?

Este mundo de la blogosfera es fantástico. Está lleno de buenas vibraciones.De sorpresas.

Un biquiño moi forte.

** MARÍA ** dijo...

Me satisface conocer a nuevas personas, aunque sea por aquí siempre es gratificante compartir.

Comparto contigo, la afición por la cocina, la poesia...y las ganas que le pones a tu post, al querer hacerlo todo un poquito mejor.

Poesia, simpática...me encanta la gente que filosofea, no te cortes. Y para estar en armonía con los demás, solo tenemos que ser más respetuosos y escuchar.

Besos,


** MARÍA **

Darilea dijo...

Esa poesía me trae el recuerdo a noches de Luna llena suspirando sentado sobre nubes de ausencia.
Me alegra, no sabes cuanto que estes feliz y que te des ese homenaje aunque te mereces uno por cada bloguero que hay por la red-
Es amor de amiga ajaj pero es lo que siento.
MUackkkkkkkkk para mi Meigo.
Pd: Te echo de menos, y a mi Lunita.

L u n e S o l e i l dijo...

me homenajeo, Meigo, y brido por tí.
muchos abrazos.

Luna dijo...

Despues de varios dias de trabajo duro, que no me dejaba tiempo para nada, vuelvo para desearte un buen fin de semana.

Un saludo y un gran abrazo.

Brisa dijo...

A mí también me gusta verte feliz, me gustan tus poemas rescatados, me gustan las frases que regalas, me gusta que te hagas un homenaje y que me recuerdes que debo de hacerme alguno :)

Besitosssss ¡¡

IMAGINA dijo...

Ser un poco mal no sólo es divertido sino que a veces es absolutamente encesario....jajajaja.
Y yo trato de consentirme y consentir a los que quiero muy a menudo.
Eché en falta una buena receta, pero esperemos que, para la próxima, nos chupemos los dedos.

Un gran abrazo amigo,

Agustina dijo...

Oye, me gustó eso de "me rindo un homenaje" yo vivo rindiéndome homenajes y me preparo mis traguitos y mañana me prepararé empanadas... y me compro cosas que me gustan (aunque no siempre eso sí porque tengo responsabilidades). Me gusta esa actitut tuya de ver alegría en todo. Comparto contigo la alegría de la cocina.

Te envío un abrazo bien grande desde Chile.

15 de junio.