domingo, 3 de febrero de 2008

Para De Bohemia



Vamos a complacer a mi amiga Bohemia http://debohemia.blogspot.com/ Seguro que conocéis su Blog, y si alguien no lo conoce aún, pues corriendo a verlo. Tiene un encanto especial. Todos los blogs que visito y que que al margen derecho, según miráis la pantalla los podeis enlazar, son cada uno distinto al otro. Parece una obviedad pero es así. En el de Bohemia, a quién va dedicado hoy, descubrireis que tiene el arte de ser capaz de escribir en dos líneas lo que a mi me ocuparía una tesis y además de gustarles los faros, me sorprende la rapidez con que “mete sus narices en un libro”. Pues a Bohemia le gusta el Caldo Gallego y le gustaría tener la receta y este menda se la va a dar. Una de ellas, que hay un ciento de matices encada comarca y casa. El caldo gallego era un plato típico de las casas de aldea, lo comía tanto los ricos como los pobres. Solo se diferenciaban en la cantidad de carne que llevaban. Bien vamos a ello, ah Bohemia, primero has de tener en cuenta una cosa importante, el agua. El agua de tu tierra no es la misma, ni en su grado de salinidad ni quizás en su tratamiento por las autoridades que cuidan que no nos envenenemos, así que si a la primera no le encuentras el sabor, pues la siguiente cómprate una garrafita de agua mineral, veras como cambia el sabor. Vamos a lo nuestro:
Ingredientes:
Patatas, Costilla de Cerdo, Carne de ternera (jarrete), Tocino de cerdo,
Chorizo, Grelos (hoja del nabo, col, o col gallega), Habas, Unto (poquito. el Unto es la grase del cerdo que recubrelos intestinos y tiene sabor rancio. Cuando se termina la cocción, se separa. No se sirve en el plato).
Proceso:
Evidentemente pon las habas a remojar.
Pon agua hervir, con el unto y el jarrete y las habas, mientras vas pelando las patatas y las cortas en trozos más o menos pequeños, cuando la carne de ternera está un poco hecha, le añades la costilla y el tocino y dejas que se haga poco a poco. Si lo haces con grelos (los venden en conserva y están buenísimos. Si los encuentras de la Cooperativa Val de Xestoso, mejor) has de hervirlos primero aparte (los de conserva ya estan hervidos) para que pierdan su amargor y cuando están medios hechos los quitas, los escurres bien (importante) y cuando veas que las carnes están casi hechas, añades las patatas y los grelos ( o la col) para que se termine de hacer todo junto, de manera lenta. El proceso completo te puede llevar 3 horas, pero vamos fíjate que casi ni caso, no necesita mucha atención. Pruébalo y corrige de sal. No me olvidé del chorizo, Hay quien no se lo hecha y hay quien cuece aparte las patatas con el chorizo y las termina de cocer con el caldo. A tú gusto. Yo no le pongo chorizo. Disfrútalo. Y si ya quieres rizar el rizo, haz lo siguiente: el jarrete una vez cocido córtalo en trozos tirando a pequeños, del tamaño de un bocado, cuece unas patatas aparte y sírvelo con las patatas (enteras) y ponle un poco de aceite de oliva y pimentón dulce, como si fuese el pulpo. Ya me contaras. Y si las haces aparte no te olvides de poner el unto (que no se come), este plato se llama Carne o Caldeiro.
Uy que me pierdo.
Y claro después de comer y de beber, por cierto, hay una zona donde al caldo le ponen un poco de vino tinto, ya en el plato, yo no digo nada, pero `para gustos… pero si después de comer ¿que tal una poesía? NO hay que perder de vista darle de comer al alma:


Se calla el sol
y la Luna de gala viste.
Entre sus miradas
y de su encuentro
nacen, en el cielo,
besos de luces.

Estalla el universo de los sueños,
gimiendo sus soledades,
tímidos y escondidos entre las sábanas
de oscuras noches solitarias.

Delirios de rotos amaneceres
que, como inexperto amor, juegan
abrazados a la almohada
mojada de lágrimas,
y, llenos de miedo, fantasean
entre linos y satenes.
Sol, rey del cielo, canta.
Luna, reina de los misterios, brilla.

Y música. Nació en la novena sinfonía de Beethoven, sigue con nosotros de muchas maneras. Esta me gustó mucho. Besos , abrazos, rosas, vino tinto y que aproveche.

19 comentarios:

Bohemia dijo...

Ay que ilusión, que sorpresa y que hambre me ha dado leerte...mis labios sonrien y mis tripas rugen...¡no son horas de leer esta receta, mi memoria me trae a la boca el recuerdo de su sabor!

Hoy voy a almorzar pucherito gaditano, pero en breve comeré al sonido de gaitas tu caldito gallego.

Muchas gracias, Meigo... tengo en casa grelos en conserva y voy a prepararlo tal y como tú recomiendas. Espero que me salga tan delicioso...(no te imaginas lo feliz que me ha hecho este post!!! Gracias, gracias, gracias...)

Un abrazo GIGANTE!!!

PD: Ñam ñam...

Azul dijo...

Que rico...hace siglos que no me como ....pero ya casi termina la espera.

Un abrazo y anotando receta!!!

Azul dijo...

A tu tierra me unen muchas cosas, en especial Ourense....así que disfruto mucho, cuando hablas de tu tierra, sin duda.

Bikos :)

aminuscula dijo...

Tienes tú un toque que te diferencia de todos los demás al escribir. Me encanta saltar de una receta a un poema, con los diferentes aromas y sabores.

Un beso bien ganado.

Luna dijo...

Ummmm... que rico... ya se me hace la boca agua solo de leerlo... y es que hacia tiempo que no lo hacia y no veas las ganas que me entaron ahora...

El poema me encantó... es precioso y el tema... nunca lo habia oido así pero tambien me gustó mucho... suena muy bien... por cierto... sabrias decirme quien lo toca?...

Un saludo... un superabrazo y muchisimos besos...

Leodegundia dijo...

El caldo gallego en mi casa gusta muchísimo y durante el invierno se hace con frecuencia. La forma de hacerlo es bastante parecida a la receta que das, pero nosotros no le ponemos el unto.
Después de un buen caldo, de maravilla nos viene ese alimento para el alma que es la poesía. Gracias por ambas cosas.
Un abrazo

Melytta dijo...

Qué rico, Meigo, con lo que me gusta guisar. Además comparto algo contigo yo tampoco le pondría chorizo.
Así que en esta hora escucho la canción de la alegría y pienso con felicidad hacer esa receta añadiendo el "ingrediente secreto" (cariño) para que todos nos chupemos los dedos.
Y David toca la flauta que le han enseñado, como a todos los niños de su edad, en el cole esa canción...
Te imaginas la escena y el ambiente que ha creado en esta casa tu post?
Realmente eres un Mago.
Besos y más.

Trini dijo...

Nadie da más que tu en un post: Música, recetas de cocina, poesía y amistad. Qué más s epuede pedir?

Un fuerte abrazo y con tu permiso y el de deBohemia, me apunto la receta.

mery dijo...

Madre mia pero como puedes poner este plato tan apeticible y casero a estas horas de la noche y es que esla hora de cenar y mi alma ya esta alimentada para los restos... estos galegos que saben cuidarse muy bien, un abrazo....

Antona dijo...

Que buena pinta tiene eso.Ademas maestro de cocina.Eres una caja de sorpresas tio

salu2

Abril Lech dijo...

¡Cómo me gusta cuando cocinas! Y yo que me he bebido un caldito light hace unas dos horas estoy babeando como si le hubiesen tocado la campana al famoso perro de Pavlov, ayyyyy. Todo sea por ser Bella!!!! (O sea delgada, je!)

aná dijo...

¡Qué rico! esto no es sólo caldo gallego, es un gran cocido Enhorabuena. Como gallega está presente en mi dieta, sobre todo en estas fechas. Saludos.

luna35 dijo...

Contundente plato y delicada poesía, así eres tú.

Un saludo para Bohemia, y un besó para tí.

Chela dijo...

¡Hola Meiguiño!
En principio te contesto.No me había evaporado, simplemente estaba un poco ausente en mis recuerdos y también ocupada con gestiones "extra", pero ya vuelvo y espero coger ritmo.

Me ha gustado el blog de Bohemia y ya la visité.

Tu receta del caldo no digamos. Es un caldo de celebración, y fenomenal la idea de poner unos pinchitos tipo carne alcaldeiro.

Un secreto: el unto conviene hacer una bola con él, apretándola con un poco de harina para "sujetarlo", adherirlo, y que no se deshaga por la olla, así luego se localiza y retira facilmente.

Bella poesia y bonita esa versión de la "novena". Las sinfonias de Beethoven dan para mucho.

Un abrazo.

Luna dijo...

Hola cielo... pase a visitarte y he visto el encabezado... te quedo muy bonito el blog... aunque lo que me sigue gustando mucho es la frase del sueño...

Un saludo un fuerte abrazo y muchisimos besos...

Marian dijo...

Pan y poesía... no,no,no :o) me apunto a la dieta ¡Caldo y poesía!
Ufff y Beethoven.No se puede pedir más.
Un besín

Darilea dijo...

Ays si nuestro Meigo es una cajita de sorpresas jaja.
Un día me pongo y hago caldo gallego pero si me sale mal no te digo nada eh¡¡ sólo si me sale bien que ya sabes que soy malísima para esto de la cocina.
Muackkkkkkkkk
Me encantan los dos últimos versos del poema.

raizen dijo...

Alimento para el cuerpo y para el alma. Un post delicioso Meigo. Preciosa poesía.

Un abrazo con cariño

dispersa dijo...

me sorprendiste..
Creo q antes de cenar voy a venir a tu espacio,priorizo la poesía,pero busco el equilibrio, con la alimentación tengo algunos trastornos...

La verdad me hizo muy bien leerte. Nos estamos visitando