martes, 13 de marzo de 2012

Aute, ahi es nada.

Continúo con mi afición, y no sé porque he empezado, a recuperar música de aquellos tiempos míos de fiesta, de chicas, de amores, de amigos. Aquella juventud de años complejos. Aute, no podía ser de otra manera, aparece con fuerza, con unos temas raros, por decirlo de alguna manera, su Aleluya, sus Rosas en el Mar… “La soledad, quiero buscar, para poder morir en paz… es más fácil encontrar rosas en el mar…” para aquellos tiempos la verdad es que las letras eran poco usuales. Sonaban grupos mucho más comerciales, con canciones muy simples y, sobre todo, pegadizas. Aute, Luis Eduardo Aute, ha sido un poeta que me ha marcado mucho,me empapo de sus letras siempre que puedo; es como mi refugio poético, donde encuentro aquello que me dice mucho, y normalmente con muy pocas palabras. en él siempre he econtrado aquello que yo quiero decir, es como si yo fuera su alma gemela, pero sin la calidad y el sentimiento que él pone,. Soy como su patito feo. Dice en una de sus canciones… “hay demasiados profetas, profesionales de la libertad, que hacen del aire bandera, pretexto inútil para respirar. En una noche infinita, que va meciendo este gran ataúd, donde olvidamos que el día . Solo es un punto, un punto de luz…”

Ese es Aute, buscarlo y escucharlo…

Hoy dejo unos versos suyos:


No apagues la luz,

amor, no la apagues

que en la oscuridad

me siento culpable

por no poder ver

con todo detalle

lo que hace de mí

tu cuerpo al amarme.

Nada que decir. Disfrutarlos suavemente.

Y claro está, hoy también la música es de él. Una de mis preferidas: Dos o tres segundos de ternura. Pata mí es una canción especial. Disfrutarlas con mis rosas, mi vino y mis besos y abrazos.

3 comentarios:

JUAN dijo...

Me encanta tu entrada y el video elegido.Estoy de acuerdo contigo: Luis Aduardo Aute es uno de los mejores cantautores que ha parido la música.
Saludos.

Mayte dijo...

Tierno, sensual, divino.

Besos muchos.

Su dijo...

Hay algunos que dicen
que todos los caminos conducen a roma
y es verdad porque el mío
me lleva cada noche al hueco que te nombra
y le hablo y le suelto
una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas;
luego apago tus ojos
y duermo con tu nombre besando mi boca.
Ay, amor mío,
qué terriblemente absurdo
es estar vivo
sin el alma de tu cuerpo,
sin tu latido.

Ese es para mi Aute,, es sentimiento, es pasión, es amor y a veces dolor... un placer, una copa de vino y una rosa mi querido Meigo.Besos.