lunes, 30 de abril de 2007

CONVERSACIONES


Pocas cosas pueden superar, (alguna sí y mucho) a una conversación con amigos. No importa el tema, siempre vale la pena el intercambio de opiniones, experiencias, risas y llantos con aquellas personas más cercanas. Hace unos días tuvimos entre varios amigos de ambos sexos una conversación que se convirtió en un debate interesente y lleno de filosofía, que siempre viene bien un poco. No fuimos muy originales en los temas y surgió el tan debatido “de donde venimos”, “a donde vamos” y la eterna “búsqueda de la verdad”. Como os podéis imaginar casi tuvimos que instaurar la figura del moderador y rozamos el infinito argumentando y rebatiendo lo humano y lo divino, testigo de ello son algunas botellas de tinto que en nuestra particular travesía cumplieron el objetivo de vaciarse para dar locuacidad a la lengua; sin que, como os podéis imaginar, llegásemos a conclusión alguna. Después de haber dejado los argumentos escuchados reposando en la barrica de las ideas, construida con la madera del bosque de la veteranía del tiempo vivido (concepto de edad que compartimos mi paisano Seoman y yo) y porque fundamentalmente llevo buscándome, desde que tengo uso de razón que según la Iglesia fue a los 7 años (manda carallo), me he dado cuenta que me buscaba en lugares inapropiados, que me buscaba, y pienso que lo hacemos todos, lejos lo que creo tenemos, cerca. Es innato apreciar, o considerar mejor, lo que tenemos lejos e infravaloramos lo cercano y no nos damos cuenta que solo tenemos que quitarnos algunas de las cadenas que tenemos cerradas con los candados de los perjuicios y prejuicios. Todo es más fácil de lo que casi siempre pensamos. Tenemos que mirar más hacia dentro de nosotros mismos, aprender de nosotros mismos.

Puesto a ser trascendental, los versos de Santa Teresa:

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Mas cosas, ese consejillo para que la relación sea mejor:

Di “te quiero”; es una gozada oir esas dos sencillas palabras.

Y si me permitís yo añadiría: Y decirlo...

Besos, Abrazos, rosas y vino tinto, que aún me queda alguno.

20 comentarios:

meiga dijo...

uys papi, esta muy bien eso de decir te quiero pero.... no crees que yo no debo??? :-) aissssss mi te quiero necesita una clase tuya de sabiduria..... :-(
mmmmmmuuuuuaaaaaaaakkkkk

Darilea dijo...

Mentiroso jaja, si tú tienes besos y flores para una eternidad.
Sabes me habría gustado estar en ese grupito de amigos junto a un buen vinito, a lengua trabada, filosofando como tanto nos gusta hacer, ah por supuesto con mi Lunita ella no podría faltar.
Un besito para ti y otro a Seoman, jaja también sigo su blog.
Muackkkkkkk pa mi Meigo. ;.)

Juana Banana dijo...

y yo también hubiera querido estar allí!!!

y Seito! son amiguetes! que lindo!

ay! la amistad, la filosofía, el universo, el adentrarse en uno mismo...Santa Teresa!

Meigo, los sagitarianos de alma estamos vestidos con un mismo álito...¡qué manera de identificarme con Ud, amigo!

¡qué bueno encontrarte, amigo mío!

chuicks!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Milongas dijo...

que cierto es lo que dices que pocas cosas pueden compararse con una conversaciòn con buenos amigos!!!!! son esos momentos los que hacen que nos demos cuenta de cuan afortunados que somos!!! Por lo que se ve, estás bien acompañado en este largo camino que es la vida! Te felicito.
Besos!

cupido un dia dijo...

decir te quiero es precioso cuando realmente lo sientes, porque es la maxima expresion textual con la que acariciar a quien quieres. Pero esas mismas palabras pueden ser utilizadas en diferentes contextos, por los que hay que tener cuidado y respeto

Elena de San Telmo dijo...

Meigo

El camino del encuentro con nosotros mismos es un ida y vuelta constante, avanzamos, retrocedemos, seguimos...

El aprendizaje nunca termina.

Besos de otoño

Sonrisa de luna dijo...

Buenas tardes que tal?, uy estas en la busqueda?, jajajajajajajaja, yo me busco pero es que no me encuentro, me da que ni en 200 vidas que me buscara me iba a encontrar yo, ajjajaajajajaj y no es que este perdia eh, ajajajajaja, solo que paso de buscarme, pa que?, ajajajajajajajaja
besitos cielo que pases buen dia, por cierto te acepto la botellita de vino, ajajajajajajaj

Azul dijo...

Ay esas busquedas, momentos y espacios, que tenemos...yo me encuentro en un momento especial...tranquilo.

Mil bikos.

Athos dijo...

Esas tertulias tan agradables...y sobre todo acompañadas por un buen vinillo!
Se consigue arreglar el mundo, lo malo es que se olvida el método al día siguiente.
Un abrazo

IMAGINA dijo...

Lo que pasa que hay mucha gente que mira hacia afuera porque el jardín del vecino siempre se ve más verde.
Una abrazo de este grupo de amigas,

Nerim dijo...

Y si me permites yo añadiría:

"contigo pan y cebolla, con esperanza de langosta".

Un abrazo

Nerim

Isa dijo...

Palabras sencillas, besos, abrazos, rosas y vino tinto... ¡me apunto-en cuanto me encuentre-!
Saludos.

Luna dijo...

Solo pasaba por aqui para desearte un buen fin de semana.
Aunque sea parca en comentarios te sigo visitando todos los dias.

(yo tambien creo que es una gozada el oir "te quiero" pero creo que es mas gozada el tener a alguien a quien poder decirselo).

Besos y abrazos.

luna35 dijo...

Hola Meigo, jaja, me ha gustado tu post, sobre todo porque quien mas o quien menos no se ha reunido alguna vez con un grupete de amigos y/o familiares a debatir sobre lo humano y no humano, sobre la vida, ect, ect,, y que delicia, y sobre todo a filosofar, cosa que a mi me encanta hacer de vez en cuando.
Me ha gusto mucho los versos de Santa Teresa, y como no tu frase semanal a la que ya nos tienes acostumbrados, y que algunas ponemos en practicas, otras no sinceramente jejejej.
Es bonito decir te quiero, y no solo en el plano del amor entre pareja, si no un plano mas amplio. Y sobre todo una gozada es oirlo.
No te dejo besos que estoi pachucheja, así que un abrazin en la distancia,, y ya hablamos.

karlos dijo...

Ah, que bueno!!! Una conversación con buenos amigos y un par de botellas de vino para aderezarla; tienes razón, solo hay una cosa mejor...probar ese buen vino que nos ofreces en cada post, en los labios de la persona amada.

Un abrazo amigo mío!

Trini dijo...

Me encanta charlar con los amigos, es uno de mis mayores placeres.
Tanto como decir "te quiero"´¡ qué bien suena! cuando se dice de corazón.

Un abrazo

Sonrisa de luna dijo...

buenos dias que tal? pero jodio , aun estas tu en conversacion?, ajajajajajaj, postea ya¡¡, ajajajaj
besitos que pases buen lunes

Jesús dijo...

Qué razón tienes amigo.Cuánta belleza nos perdemos en elucubracioness y búsquedas vanas cuando lo tenemos tan cerca y se nos escapa de las manos sin darnos cuenta.
Ve a la búsqueda de nuestra amiga Charo que psas un mal momento por favor .
Ah y esa charla amigable espero que la podamos tener en mi casa comiendo algún platillo y bebiendo buen vino tinto o blanco es igual, siendo bueno los colores son lo de menos.
Saludos

a morriña de Shaila dijo...

claro que es una gozada. esas palabras son, a mi parecer, las más bonitas que nuestros oídos, acostrumbados a escuchar tantas barbaridades, pueden sentir para cambiar un poco o mucho, su forma de ver la vida.
muchos besos y gracias por tu visita.
unha galeguiña máis.
bicos fortes

manly dijo...

Veo que compartimos la misma afición... "la charla"
Yo nada de coleccionar sellos, ni llaves antiguas, ni llaveros, yo colecciono conversaciones. Unas son andando por la calle, otra delante de un vinito, incluso las tengo telefónicas. Es una colección que no me canso de ampliar. :)
UN saludo.