martes, 17 de junio de 2008

Hace 40 años, nació una primavera.








Pues me ha dado por ser reivindicativo y no creo que sea una casualidad. Quizás tenga mucho que ver lo que está sucediendo a nuestro alrededor con tantas crisis: con la energía al precio que la tenemos; la crisis financiera; huelgas de transporte; y la más grande de todas, la enorme falta de imaginación que nos rodea. Sobre todo de quienes tiene la responsabilidad de que los problemas nos afecten de la manera más suave posible. Una especie de conformismo, como capa de invierno frio, siento que nos está cubriéndo y no nos deja ver la claridad del sol.

Con todo este caldo de cultivo hoy quiero recordar lo que sucedió hace 40 años. El 3 de mayo de 1968 un grupo de estudiantes franceses se reunió en la Sorbona a escuchar a Dany “El Rojo” . La concentración se fue haciendo más numerosa. Sin saber muy bien porqué, la policía tomó posiciones y empezó a liarse la marimorena. Hasta el 30 de junio de aquel año en que la guerra de Vietnam tenía el protagonismo internacional, en Paris se sucedieron concentraciones, huelgas y manifestaciones no exentas de cierta violencia y enfrentamientos entre estudiantes y obreros, unidos por primera vez en una manifestación política, y por otro la policía. La oposición a la guerra de Vietnam, la libertad sexual, relaciones laborales demasiadas anticuadas y sindicatos convertidos en “ministerios paralelos” quedaban "a la fria intemperie" de una sociedad que buscaba su renacimiento y proclamaba la libertad del individuo. Un partido comunista que defendía su hegemonía, y que quedó al descubierto como lo que realmente era: “un aparato burocrático a las órdenes del PC ruso”. La juventud decidió romper moldes y no ser una mera comparsa. Se subió, en ese mayo, un peldaño hacia la democracia. La anarquía tomaba cuerpo y se acuñaron frases como:

“Prohibido prohibir”

“La imaginación al poder”

“Soy un marxista de la tendencia de Groucho”

Y una que a mí, con el tiempo, se me hizo de las más originales y llena de muchas cosas:

“Bajo los adoquines, la playa”.

Un movimiento que abrió las puertas a movimientos ecologistas, de homosexuales etc.; el mundo hippie fue viendo la luz; se dejó de tener miedo. Hubo elecciones en Francia y el estilo cambió. Dos meses, nada más. Un instante en el tiempo.

Lo cierto es que muchos de los líderes que allí nacieron, son hoy gobernantes y quizás con los mismos defectos que en aquella época se criticaba. Cosas de la vida, o de la “acomodación”.

Yo aprendí mucho en aquellos días y fundamentalmente en los siguientes. Los viví en una lejanía algo más que métrica. Al principio, con las primeras noticias, no comprendía muchas cosas; pero no tardé en despertar ayudado por acontecimientos, que quizás otro día más reivindicativo cuente, en nuestro país y mi entorno más cercano.

Hoy,a la vista de lo que pasa, no sé porqué siento que necesitamos otro “mayo francés”.

Mientras lo esperamos ¿que tal unos versos de mi amigo Breo?, un viejo guerrillero y amigo íntimo, donde los haya:

Diciendo adiós lloré,
y al mirar atrás, que moría
sentía.

Marchando, de mi jardín me despedí
y mis rosas, ajenas a mí, allí hermosas
seguían.

Al cielo y a las estrellas miré,
que acompañando a la luna,
reían.

Salía la mañana y me acordé
que el sol y los deseos a la vida cada día
amanecían.

Que las lágrimas, aprendí esta noche,
no son todo, y siendo pobres las mías,
más valían.

Dije adiós, lloré. Pero nada puede
quitarme mi mes de mayo, todavía.
No llovía.

En aquellos días donde, como os decía, en Vietnam y Camboya pasaba lo que pasaba, las flores empezaban a formar parte de mi vida, descubrí (un hermano de un amigo nos trajo de Usa un LP) The Kingstone Trio y su versión de la canción “Where Have All the Flowers Gone”. Os dejo, también, la letra, vale la pena:

Where have all the flowers gone long time passing
Where have all the flowers gone long time ago
Where have all the flowers gone young girls picked them everyone
Oh when will they ever learn oh when will they ever learn

Where have all the young girls gone long time passing
Where have all the young girls gone long time ago
Where have all the young girls gone they've taken husbands everyone
Oh when will they ever learn oh when will they ever learn

Where have all the soldiers gone long time passing
Where have all the soldiers gone long time ago
Where have all the soldiers gone they've gone to graveyards everyone
Oh when will they ever learn oh when will they ever learn

Where have all the flowers gone...

No olvidaros de ser reivindicativos.

Besos, abrazos, rosas y hoy dos copas de vino de tinto. La ocasión lo merece. Que os guste la canción.

22 comentarios:

Azul dijo...

El 68, fue un año que movio todo en todo sentido y en todo el mundo...sin duda, nos marcan fechas y momentos especiales en la vida.

Bikos mil ;)

raizen dijo...

Un post con información bastante interesante. El poema de Breo es una belleza me encantó la frase: "que el sol y los deseos a la vida cada día amanecían" creo que siguen haciéndolo, día a día.

Saludos y un abrazo

luna35 dijo...

jeje, por aquella epoca yo solo podia protestar con balbuceos, pues apenas tenia unos mesines jeje, así que no recuerdo nada de ella,, pero me ha servido para informarme y como dicen en mi pueblo, nunca te acostarás sin saber algo nuevo....
Ais que ilusión me hizo volver leer ese poema de Breo, la verdad es que tuvo una epoca esplendorosa, cuantos versos han salido de él, dale muchos recuerdos, y espero que siga muy bien.
Besines desde Asturias.

Leodegundia dijo...

No hay duda de que motivos hay a montón para volverse reivindicativos, pero yo me pregunto, ¿algún día llegaremos a ser lo suficientemente inteligentes para hacer cambiar las cosas sin utilizar la violencia?.
Además es curioso que la mayoría de las personas que en su juventud protestan con tanta fuerza, cuando pasan unos años se establecen y cometen los mismos errores que los que ellos criticaban.
Me temo que el género humano no tiene mucho arreglo y es una pena, ¡con lo felices que podríamos ser si empleáramos más la cabeza!.
Un abrazo.

Angélica dijo...

Hola Meigo. Me gustó lo que publicaste. Creo que necesitamos más mayos no? hasta la creatividad anda malena.

Abrazos desde Chile y salud!

Adriana Lara dijo...

no lo olvidaré

SOY LA QUE SOY dijo...

Hakuna Matata suena a PHOHIBIDO PROHIBIR, ¿no te parece?

Me encantó la canción. Me dió calma.

Gracias.

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Soy la que Soy: Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Besos.

Catalina Zentner dijo...

El mayo francés marcó un antes y un después en la visión de muchos jóvenes de la época: los que hoy recordamos con nostalgia la espontaneidad de ese movimiento.
Saludos,

Hasta los cojones. dijo...

Te escribe uno nacido un 16 de mayo de 1968. Igual por eso hay tantas cosas que me tocan los cojones y tengo la necesidad de gritarlo ;)

Paso a agradecerte la visita y recuerda, mi casa es tu casa, pero no me vacíes la nevera de cervezas, ja, ja, ja…

Un abrazo.

mery dijo...

Brindemos con una copa de buen vino Cabernet Sauvingnon y pidamos que esto pase pronto y aprendamos a valor..... como me recuerda al año 1.982.... lo parecidos siempre son horribles pero es lo que hay, un bikiño MUAK

SUPERMAMÁ... dijo...

Otro mayo tendrá que llegar amigo mío...Otro mayo para reivindicar lo mil veces reivindicado sin cesar, por los muchos olvidados pero siempre presentes, que quedaron en el camino en esa lucha de muchos y que nunca dejaremos que tenga un final hasta conseguir la verdad.

No me cansaré de Gritar....

buen semana y bss

Susy dijo...

moitas graciñas meu rei..coloquei un link dende o meu blog o teu ..asi teñote sempre cerquiña..

bicos agarimosos

Isa S.B dijo...

Quizá sea tiempo de buscar playas bajo los adoquines de nuevo...
Un abrazo y gracias por la canción, hacía tiempo que no la escuchaba.

celebrador dijo...

A mi me pilló joven, aun me faltaban 4 años para entrar en la Universidad y recuerdo las imágenes por la tele en blanco y negro

Algunos de los que me dieron clase en ella ("progres" de aquellos años) si que lo vivieron muy directamente

Las soluciones no están fuera del individuo, no están en la sociedad, pero es un instinto básico el impulso de mejorarla sin que imoporte el resultado. En realidad su resultado es siempre irrelevante, lo que enriquece al individuo que hace el esfuerzo por mejorar algo es la forma de influirse a si mismo a través de ello

Somos el centro mismo de nuestro universo, con una inmensa y hermosa capacidad de interactuar con los demás

Chela dijo...

Mayo del 68 me cogió trabajando fuera de Galicia, en Navarra y con un pie ya casi en Vascongadas...
Las "ondas" de paris se fueron expandiendo por todas partes y los jóvenes y los obreros empezarn a moverse.Se a que acontecimientos de Ferrol te refieres...Por aquel entonces fueron también una referencia.

La canción "Where Have All the Flowers Gone", la aprendí de memoria en un curso de verano en Tunbrige Wells, en el condado de Kent, sur de Inglaterra; todas las tardes la cantabamos mientras un compañero la acompaba a la guitarra.¡Me trae agradables recuerdos!

Estoy ya de nuevo en mi blog y visitando a los amigos en vuestras casitas virtuales.

Un abrazo muy fuerte.

Darilea dijo...

Preciosos tus versos.
No llores y no digas
adiós al despedirte
regala una sonrisa
y prende en el recuerdo
la delicia de haber sido
el mejor de los amigos.
Jeje esto no viene a cuento, pero me salio sin más.
Muackkkkkkkkk gracias por tanto.

Cani dijo...

Meigo, que pena que muchos de aquellos jovenes que luego se aburguesaron para convertirse en "uno mas". Yo tenia diecinueve años y dos hijos, muy lejos de la universidad, como la mayoria de los españoles, pero segui con atencion y desde la ideologia que habia "mamado" todo aquel movimiento, y ya desde entonces muchos, que no eramos estudiante, pusimos nuestros granitos de arena por la libertad de nuestro pais con menos ruido pero con mas riesgos que los estudiantes franceses.
Un saludo afectuoso

Melytta dijo...

Que sabor a recuerdos, la canción y ese disco de vinilo. Yo no recuerdo mucho personalmente ese mayo del 68, pero sí toda la influencia que dejó.
Siempre habrá cosas que reivindicar porque los humanos no son aparatos, ni se puede esperar resultados exactos de sus pensamientos. Siempre habrá algo que pedir que se quede pequeño o grande. Evolucionar... ni más, ni menos. Por eso tantas leyes nacen viejas porque cuando se promulgan las personas ya han dado un paso más.
Y, bueno, desde aquí gracias por tus palabras y por haber confiado en mí...
Un beso de los más grandes.

la dama dijo...

He oido hablar de aquel mayo que representó tantas esperanzas. Aunque parezca que nada o casi nada queda yo creo que el espiritu reivindicativo y de superación todavía existe y existirá en las nuevas generaciones. Ya sabes, hay un dicho qeu dice que "si a los 18 no has hecho la revolución, no la harás nunca".


Yo no vivi ese mayo pero tengo fe en la humanidad (que rimbombante a sonado esto). Si algo caracteriza al ser humano es su capacidad para reivindicar y buscar lo que es beneficioso y justo para si y sus iguales.

Feliz fin de semana,
la dama de Shalott

En el 5º anillo de Saturno dijo...

Bueno,mientras los inconformistas sigamos peleando hay esperanza

besito

Tuki*

Elena de San Telmo dijo...

Querido Meigo,

Hay algo cíclico en la vida y los jóvenes representan el cambio. Es una pena que los que fueron jóvenes combativos luego se conviertan en viejos represivos.
Por mi parte estoy a favor de la utopía, nadie nos puede prohibir los sueños...

Besos