domingo, 10 de julio de 2011

Orden en la Biblioteca

No os lo vais a creer. Después de no sé cuánto tiempo intentando ordenar mi pequeña biblioteca, al fin lo he conseguido a un 95%. Me queda ese 5% de hacer cambios. La verdad es que me ha quedado bastante cómoda para trabajar con ella y ahora ya sé donde esta cada libro y cada novela. A veces necesitaba consultar algo y solo mirar como los tenía y pretender encontrarlo, ya me desanimaba. Os prometo que me he quedado como un tonto mirando para ella. Como cuando terminas un trabajo ansiado. La poesía gana por goleada. No sabía yo que tenía tanta poesía entre mis libros. Pero en fin, que ya me he quitado un peso de encima. Lo cierto es que me ha ayudado estos días de lluvia. Mi tierra es muy verde y muy bonita, pero a veces se pasa y que a 10 de julio casi no haya hecho un día de verano, es mucho. Pero como dicen en mi tierra: “Nunca choveu, que non escampara”. Que esperemos se aplique también a la crisis esta que nos tiene cogido por… donde nos tienes cogidos. No quiero entrar en valoraciones políticas, pero estoy además de preocupado, bastante triste porque a nuestros profesionales de la dirección del estado, ante estas situaciones, siempre se les ocurre lo mismo: “subir impuestos”. No sé yo si hay otras soluciones, pero caray da la sensación de que no aplican la imaginación. Dudo si para esas recetas y soluciones merecen el sueldo y demás prebendas inherentes al cargo de las que disfrutan. En fin, que Dios reparta suerte.

Hoy voy a poner un poema al que tengo un cariño especial. Creo que ya lo he puesto alguna vez. A quien ya lo conozca, releerlo; siempre se descubre algo nuevo. A quien no lo conozca, aquí os lo presento. Es un poema de hace casi 3 años.

Escondida entre sus poemas,

a mi amor veía.

Tocaba sus palabras

con mirada embelesada.

A sus amores besaba

en mis pensamientos,

y entre sus versos, callada,

amándola yo vivía.

No la tenía; sola, velada,

entre sus estrofas, la amaba.


No puede faltar algo de música. No pondremos "El Veranito” (oírla ya me pone enfermo, y si el anuncio es con los niños… ni os cuento. Es que no lo soporto). Bien, que me pierdo. También una canción que me llena mucho. Celtas Cortos hace una versión preciosa, llena de una especie “morriña” que la verdad es que me pone los pelos de punta. Es la típica canción que me gustaría cantar al oído. Bueno venga, disfrutarla. Besos y abrazosssss. Un poco de vino tinto y las rosas de mi jardín.

4 comentarios:

Mayte dijo...

Releer, disfrutar de tu poesía, de la música...de ese orden de tu biblioteca y del verde, de la lluvia de esa tierra que me encanta.

Besiños;)

Meigo, aprendiz de Druida dijo...

Gracias Mayte. Se que te gusta la tierra donde vivo. La foto que tengo puesta es donde yo vivo.Esta hecha desde un alto, uno 4 kilometros antes de llegar. Según miras la esquina( o sea, el cabo) a la izquierda, en esa playa.
Un besazo enorme para ti.

Oréadas dijo...

Menuda biblioteca has de tener, entre los libro preferidos seguro que andará el libro de las frases africanas. :-)
Un día comparte alguna que ya hace tiempo que no cuelgas alguna.
El poema precioso Meigo, un besito

Meigo, aprendiz de Druida dijo...

Mi querida Charo, lo retomaré. No lo dudes. Besos