domingo, 4 de noviembre de 2012

Sentimientos encontrados.


No puedo dejar de pensar en las declaraciones del padre de la menor que ha fallecido en la desgracia de esa fiesta maldita. Se ha limitado a decir “Hay que aceptarlo”. Esto que puede sonar como algo pasota, para mi resulta que es mucho más difícil de decir y demuestra una gran vida interior de quien las dice. Lo fácil sería gritar, maldecir y todas aquellas cosas que probablemente cualquiera de nosotros diríamos o gritaríamos. Hay que ver la expresión de este padre para darse cuenta de que no lo dice sin dolor. Está lleno de sufrimiento, pero su creencia y fe en el Arquitecto del mundo es tan fuerte, que no necesita decir nada más. Tenemos que aprender. Hay que ser muy fuerte para ser así. Y su actitud se contrapone a la  de organizadores, políticos y a unos impresentables (los verdaderos culpables) que provocaron que los allí reunidos disfrutando de una fiesta, el pánico les invadiera. Dos posturas, dos maneras de ver la vida. 
Pero la vida sigue, los días pasan y a los que estamos en esta rivera del rio de la vida, solo nos queda exigir que los culpables asuman su responsabilidad. Leyendo los antecedentes del organizador, se me ponen los vellos como escarpias. Estos personajes solo alimentan las ansias de no vivir en el orden, de no vivir en las normas de convivencia. No tiene el más mínimo respeto ni por los demás ni por nada que no sean ellos mismo. La administración tiene la obligación de velar porque estas cosas no pasen. Lo siento, pero no hay disculpas. A los ciudadanos nos importan las cosas, nos interesa vivir dignamente. Y por la dignidad de aquellos que confiaban y han perdido la vida, tiene que haber justicia.
Y como digo, todo sigue, el mundo sigue girando y el sol, a veces escondido, sigue apareciendo dando fuerza a la mañana. Y voy a intentar adoptar la postura del padre y dejo unos versos que intentan decir todo.

Aquí sentado,
observando el Otoño.
Recordando luz.


Hoy cuesta trabajo encontrar música, pero ahí va. Lapuse hace poco pero no esta mal recordarla hoy, pero otra versión: “Somewher over the rainbow” (en algún lugar sobre el arco iris) Esta versión es de Mago de Oz. Preciosa. Mis rosas hoy son para este padre y los otros que son más víctimas que sus hijos. Abrazos a todos.


1 comentario:

Bianca Bulsara dijo...

No sé a que te refieres, pero me gusta tu canción... Saludos!