domingo, 23 de mayo de 2010

Viana do Castelo... sin besos.
















Pues así son los besos en un portal. Como bien decís. Mayte ese ¡Ay! Suena muy dentro y su eco llega hasta el infinito. A veces estos recuerdos parece que hacen mas daño que bien pero creo que siempre hacen bien, nos recuerdan que hemos vivido y sentido y eso es lo que escribe nuestra vida. ¿Verdad? Charo tu beso debió de ser de los mejores, pero no es cuestión, en el recuerdo, de la memoria, si no del beso (joer no le quites méritos a Adolfo).Leo tú y o entendemos mas que estas locas en cuanto a que el tiempo pasa y quedan los recuerdos, como los renglones de la novela de nuestra vida; pero que nos quiten “lo bailaoo”. Su, no creo en eso de que la oscuridad cubra los deseos. A veces ponemos cortinas o dejamos que llegue la niebla… y no me parece a mi que así es como deba de ser, aunque cada uno es cada uno. Jamás en el amor ha de haber oscuridad, ni temor. Si hay cosas de esas, solo se queda en un juego más o menos interesado.
Cambiando de tema. Estos días pasados he estado en Viana do Castelo (Portugal). Siempre dije que Viana seria una ciudad donde a mi no me importaría vivir. Es un encanto y define muy bien el estilo de los portugueses. Son personas que no han abandonado el respeto por los demás ni por su entorno. Son muy cultos y no solo por la cultura general, si no en sus maneras y formas y el trato a los demás. Y como comen, pufffff. No tiene vacas (por lo tanto su ternera deja mucho que desear, salvo la que importan) pero como nadie cocinan el pescado y los arroces, además a un precio asequible. Por cierto en un bar que me recomendó el dueño del hotel donde me alojaba, me tome un pollo a la naranja que además de estar buenísimo de sabor, era un festival de frutas y colores. La naranja, el kiwi y las fresas eran todo un festejo para la vista. Y sus vinos… como han mejorado y no me refiero al Porto. Lo dicho un encanto. Pues allí me he perdido (por trabajo, no penséis que me fui de vacaciones) doce días y ya casi estoy deseando volver. Santa Lucia, allí arriba vigilando la ciudad, sus calles y su plaza de la República. Una preciosidad. Bueno que me pierdo como siempre y ya no se que quería decir. Eso que es una preciosidad la ciudad y Portugal.
Mis versos de hoy, no buscan nada. Simplemente un sentimiento que me vino a la cabeza en esos días de Portugal. Sabéis mi afición a los Haikus. No sé yo que pensamiento me vino a la cabeza...

De tu tiniebla
profunda nace la luz
que me enamora
.

Espero que os guste. Y la música de hoy… cambiamos de estilo que hay que conocer de todo. El flamenco no es lo que mas me gusta, pero reconozco que hay gente que vale mucho la pena. Una recomendación de quien sabe que me gustan las letras casi más que la música. Un dúo: “Sinlache”. Un tema: “Amor por tangos” disfrutarla que vale la pena.
Y hacerlo como siempre… con un buen vino y una rosa. Ser buenos, pero sobre todo felices.


5 comentarios:

Darilea dijo...

Hay Carlillos, como te habrás puesto en Portugal jeje.
Te leí, y surgió este haiku :-)
Suspira luna,
tu luz tangos desnudan.
!Todas las noches¡
Me ha sorprendido mucho que te gustará Sinlache jeje, la letra es preciosa, además una de mis preferidas.
Muackkkkkkkkkk

Leodegundia dijo...

:-) Algunos que bien se lo pasan cuando trabajan, buen lugar y buena comida que dejan ganas de regresar.
Un abrazo

Chela dijo...

¡Hola Meigo!

Hace tiempo que no nos sentamos juntos a tomar una copa de vino, de ese que nos sueles brindar tu tan amablemente.

Yo llevo una temporada larga que escribo y visito menos pero no voy a abandonar por el momento ni el blog ni a los amigos.

A mediados de mes estuve en Porto, y como siempre para mi es un placer visitar Portugal. Me enamora todo lo de allí, sobre todo la gente. Y como tu dices lo de comer es impresionante; traje dos kilitos de más y ahora estoy a dieta para eliminarlos, pero compensa.

Precioso el haiku y estupenda la música.Vuelvo a escucharla.

Un abrazo.

mara dijo...

Hola ,creo que cualquier lugar de Portugal es hermoso,la verdad es un país al que adoro y al igual que tú no me disgustaría nada vivir allí.la gente es amable ,sencilla y como somos primos hermanos que mejor que compartir nuestra vida con parientes cercanos donde nuestra cultura ,el clima y la gente es parecida.La música maravillosa,como no.
un beso

** MARÍA ** dijo...

Es un placer llegar de nuevo y encontrarme con tan buenos recuerdos. Besos, abrazos, pasión, belleza; cualquier emoción es buena cuando se recuerda con tanta ilusión.

Un placer volver por aquí, muy bellas imágenes.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **